Contáctenos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Liquidación de Sociedad conyugal

Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Azul - Sala I
En la Ciudad de Azul, a los 2 días del mes de Agosto de 2016 reunidos en Acuerdo Ordinario los Señores Jueces de la Excma. Cámara de Apelaciones Departamental -Sala I- Doctores Esteban Louge Emiliozzi y Lucrecia Inés Comparato, encontrándose en uso de licencia el Dr. Ricardo César Bagú, para dictar sentencia en los autos caratulados: "MRO C/ SMB S/LIQUIDACION DE SOCIEDAD CONYUGAL ", (Causa Nº 1-60915-2015), se procede a votar las cuestiones que seguidamente se enunciarán en el orden establecido en el sorteo oportunamente realizado (arts. 168 de la Constitución Provincial, 263 y 266 del C.P.C.C.), a saber: Doctores COMPARATO-LOUGE EMILIOZZI-BAGU .-

Estudiados los autos, el Tribunal resolvió plantear y votar las siguientes:

-C U E S T I O N E S-

1ra.- ¿Corresponde declarar la deserción del recurso de

apelación interpuesto a fs. 212?

2da.-¿Es justa la sentencia de fs.199/204?

3ra.- ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

-V O T A C I O N-

A LA PRIMERA CUESTION: la Señora Juez Doctora COMPARATO dijo:

Que, a fs. 199/204 el Sr. Juez de la instancia de origen resolvió liquidar la sociedad conyugal respecto del bien inmueble único componente del acervo –adjudicando el 50% al actor y el 50% a la demandada, disponiendo la inscripción respectiva en el registro de la Propiedad Inmueble. Asimismo ordenó que las deudas que registra el bien inmueble a liquidar serán soportadas por la parte demandada, no existiendo por ello, recompensa en favor del actor por los canones locativos reclamados. Impuso las costas en el orden causado, difiriendo la regulación de los honorarios para la oportunidad prevista por el art. 27 de la Ley 8904.-

Que, dicho fallo fue recurrido a fs. 212 por la demandada y a fs. 218 por la actora siendo concedidos ambos recursos en forma libre a fs. 213 y 219 respectivamente.-

Una vez elevados los autos a la Alzada, se dicta la providencia de fs. 227, por la que se manda expresar agravios de conformidad a lo dispuesto por el art. 254 del CPCC, habiendo sido notificadas las partes por cédula a fs. 228/228vta. y 229/229vta. (art. 249 del CPCC).-

El informe de Secretaría que obra a fs. 236 da cuenta del vencimiento del término para el cumplimiento de dicha carga procesal, respecto de la parte demandada.-

Sentado lo expuesto, atento a la regla del art. 261 del CPCC., no habiendo presentado la parte demandada recurrente el escrito de expresión de agravios, corresponde declarar desierto el recurso de apelación, interpuesto a fs. 212.-

Así lo voto.- 

El señor Juez Doctor LOUGE EMILIOZZI, adhirió por los mismos fundamentos al voto precedente.-

A LA SEGUNDA CUESTION: La Señora Juez Doctora COMPARATO dijo:

I) a) El Señor Ruben Orlando Marban es quien promueve el presente incidente de liquidación de sociedad conyugal contra la Señora Mónica Bibiana Sabino.

Refiere en su presentación inicial de fs. 24/31 que conforme sentencia en autos “Marban Ruben Orlando c/ Sabino Mónica s/ Divorcio (Art. 214 inc. 2 C.C)”, de trámite ante el mismo Juzgado se dispuso decretar el divorcio vincular por trámite de presentación conjunta de las partes.

Que, dicha sentencia conforme a lo dispuesto por el art. 1306 del C.C. retrotrae la disolución de la sociedad conyugal al 23 de Marzo de 2010, por lo que persigue con la presente acción proceder a la liquidación de los bienes que conformaran dicha sociedad.

En relación al activo de la sociedad conyugal denuncia un inmueble sito en calle Pasteur N° 332 de la ciudad de Tandil.

Que, en el año 2003/2004 compró estando casado con la demandada el inmueble designado catastralmente como Circunscripción I, Sección E, Manzana 131 b Parcela 16 de la ciudad de Tandil el que se trataba de un terreno con una construcción muy precaria en la que en los años siguientes construyeron la casa que hoy habita su ex esposa y sus hijos, y en la cual utiliza un amplio salón para su comercio de peluquería habilitado municipalmente bajo la denominación de fantasía Abril II – Mónica Estilista -.

Que, con fecha 18 de Diciembre de 2009 intimó a la demandada a través de Carta Documento al pago del canon locativo correspondiente al 50% del inmueble que esta ocupa.- Que deja efectuada la reserva de ampliar el monto por el paso de los meses en que la Sra. Sabino continúe ocupando exclusivamente el inmueble perteneciente a la sociedad conyugal.

Menciona que si bien desde su separación vive en casa de sus padres, con la accionante compartían el comercio de peluquería que explotaban en forma conjunta, siendo el único ingreso de la familia. Y que, para que éste pueda continuar trabajando de su oficio es que desde el año 2006 tiene que alquilar un local del que abona la suma mensual de $ 1350.

Solicita la disolución de este único bien registrable, ocupado y explotado comercialmente por la Sra. Sabino desde Octubre de 2006.

Que, éste inmueble ha sido tasado por la martillera María Celia Sanchez en la suma de pesos seiscientos mil ($ 600.000.-) en fecha 19/11/2012 y la valuación fiscal del mismo, asciende a la suma de $ 116.120, que posteriormente y en la etapa procesal oportuna solicitará la tasación de dicho inmueble por perito oficial.

Que, respecto de los bienes muebles, la Sra. Sabino se quedó con la mitad de los implementos y equipos existentes en la peluquería que compartían, por lo que ya han sido distribuidos entre las partes.

En cambio, los muebles de la casa sede del hogar conyugal considera deberá realizarse un inventario y proceder a su división.

Señala que, el inmueble actualmente registra deuda por impuestos, tasas y contribuciones tanto con la Municipalidad de Tandil como con ARBA.

La deuda que registra es la siguiente: ARBA: al mes de Agosto de 2012 de $ 2.223,60, Servicios Sanitarios: a Agosto de 2011 de $ 2.297,48 y por Tasa Retributiva de Servicios: a Agosto de 2011 de $ 2.904,16, todas deudas calculadas desde que ocupa la Sra. Sabino el inmueble. Por lo que, las deudas deben ser afrontadas en un 100% por la demandada.

En tanto, respecto al pasivo de la sociedad conyugal indica que está compuesto por las deudas mencionadas ut-supra de impuestos, tasas y contribuciones respecto del inmueble ganancial, que atento el mismo se encuentra ante la exclusiva ocupación de la demandada sin pago de alquiler alguno, la misma debe recaer sobre ésta y no sobre la sociedad conyugal. De igual modo la compensación que reclama en concepto de alquiler proporcional por la ocupación exclusiva antes aludida.

Solicita en concepto de recompensas a su favor por el uso exclusivo del inmueble de calle Pasteur 332 de Tandil de carácter ganancial desde la fecha de intimación por medio de carta documento hasta el mes de Noviembre de 2012 inclusive la suma de $ 15.750 en concepto de deudas de alquileres, reservándose el derecho a ampliar este concepto a medida que se susciten sucesivos vencimientos.

Peticiona se tenga presente y se aplique lo dispuesto por el art. 1316 bis el Código Civil en lo que respecta a la valoración de las recompensas requeridas y detalladas más arriba, fijando las pautas de actualización de sus créditos respecto de la sociedad conyugal.

Asimismo hace expresa reserva de reclamar en caso de ser ejecutado o reclamado el pago de los impuestos, tasas y contribuciones por parte de ARBA y/o Municipalidad de Tandil el 100% de lo abonado/ recaudado a la demandada de autos atento la ocupación exclusiva del inmueble y su explotación.

Ofrece prueba y funda en derecho.-

b) A fs. 32 el Sr. Juez de la instancia de origen impuso al trámite las normas del proceso sumario.

A fs. 47/52vta. se presenta la demandada a contestar el incidente, solicitando su rechazo con costas. Admitiendo luego se haga lugar a la liquidación del único bien ganancial.

En principio, por imperativo procesal niega todos los hechos relatados por el demandante que no sean expresamente reconocidos así como la documentación que se adjunta.

Indica que efectivamente estuvo casada con el actor, de cuya unión nacieron sus dos hijos, tramitándose posteriormente el divorcio vincular por ante el mismo Juzgado.-

Que, celebraron un convenio sobre régimen de visitas, alimentos y tenencia, en el cual además se incluía que el Sr. Marban se retiraba del hogar conyugal desde la firma del mismo, concluyendo la Sra. Sabino la construcción de la casa y la vereda en el año 2.009, fecha en que la Municipalidad de Tandil, le otorga el final de obra.-

Que, en el tiempo que estuvieron en matrimonio, mantuvieron un nivel de vida normal, con ingresos que tenían por el trabajo de peluqueros que realizaban juntos en la peluquería Abril Unisex, peluquería integral.-

Refiere que en el mes de Abril de 2.007, decidió mudarse a trabajar en el living de su casa, dado que era insostenible trabajar junto a su ex esposo.-

Señala que éste nunca liquidó la sociedad, ni le abonó las ganancias obtenidas de la misma la que fuera habilitada en el año 1.996.-

Que, para poder habilitar el salón unisex, debió hacerse cargo en forma exclusiva de todas las deudas que en su momento poseía la casa, más los gastos del final de obra de la vivienda.-

Reconoce que se adeudan impuestos, tasas y contribuciones municipales, y ARBA, pero desde el año 2.009 y no desde el 2006, aceptando la demandada afrontar el 50% de la deuda generada.

Que, en cuanto al canon locativo reclamado por el actor desde el mes de Diciembre de 2.009, la demandada estima que en su caso deberá devengarse a partir del 15 de Diciembre de 2.010, fecha en que el hijo de ambos –Nicolás- cumplió la mayoría de edad.-

Ofrece prueba y funda en derecho, solicita que oportunamente se rechace parcialmente la demanda instaurada con expresa imposición de costas.-

A fs. 61se abre la causa a prueba por 30 días.-

c) Luego de producida la prueba y certificada por la actuaria a fs. 196, el Sr. Juez de la instancia de origen resolvió a fs. 199/204 liquidar la sociedad conyugal respecto del bien inmueble único componente del acervo –adjudicando el 50% al actor y el 50% a la demandada, disponiendo la inscripción respectiva en el registro de la Propiedad Inmueble. Asimismo ordenó que las deudas que registra el bien inmueble a liquidar serán soportadas por la parte demandada, no existiendo por ello, recompensa en favor del actor toda vez que dichas deudas se compensan con la recompensa por éste solicitada, difiriendo la regulación de los honorarios para la oportunidad prevista por el art. 27 de la Ley 8904.-

El fallo fue recurrido como ya se dijera en la cuestión anterior a fs. 212 por la actora (declarado desierto en la presente) y a fs. 218 por el demandado y concedido en forma libre a fs. 219.

Una vez arribados los actuados a este Tribunal, el recurrente, expresó agravios a fs. 230/235vta., sin recibir responde.

Son dos los agravios esgrimidos por el recurrente.

El primero de ellos, respecto al tratamiento que le ha dado el sentenciante al pedido de recompensa, en razón de la intimación fehaciente que le cursara a la demandada en el mes de Diciembre de 2009 por la mitad del canon locativo de la vivienda que le pertenece pero que ocupa en forma exclusiva la accionada desde el año 2006, ocupándola incluso para su explotación comercial desde 2007 a la fecha.

Que, la suma reclamada por dicho concepto de $ 15.750, el juzgador la compensa con la deuda que debe soportar la Sra. Sabino en concepto de impuestos, tasas y contribuciones, por lo que considera el apelante que se confunden deudas y cargas de la sociedad conyugal con la recompensa que le debe su ex esposa.

Refiere que dichas deudas las deben ambos, como titulares dominiales de dicho inmueble, y que en razón del uso exclusivo del mismo desde el año 2006 por parte de la demandada es que corresponde que las mismas sean abonadas por ésta, que fue quien usó la propiedad que se encuentra gravada por dichos conceptos.

Entiende que la recompensa requerida en autos debe funcionar como una especie de correctivo o de restauración de patrimonio, que permite en la etapa de liquidación de la sociedad conyugal reestablecer una línea de división entre los patrimonios de los esposos.

Hace mención a lo dicho por los Dres. Belluscio y Zannoni en el comentario del art. 1299, en el Código civil Comentado “Si alguna deuda común- es decir comprendida en el art. 1275 - es pagada con dinero propio, hay recompensa a favor del cónyuge propietario del dinero “.

Que, el Código Civil y Comercial regula tal circunstancia en los arts. 468 y 488, además de la vasta doctrina y jurisprudencia que avalan el pedido de recompensa por el uso exclusivo del inmueble ganancial por parte de uno de los cónyuges.

Finalmente fundamenta su pedido en la situación fáctica que genera la sentencia dictada por el a-quo, que por un lado ordena que la Sra. Sabino abone las deudas a la Municipalidad de Tandil y a ARBA en razón de que ella usufructúa en forma exclusiva el inmueble ganancial, pero le hace de algún modo, al apelante pagar estas deudas ya que las compensa con la recompensa requerida en el escrito de demanda, aun cuando ha reconocido que el inmueble está ocupado desde 2006 por ella, y que además reconoce su obligación de abonar un canon locativo en su escrito de contestación de demanda.

Peticiona se revoque la sentencia en crisis haciendo lugar a la recompensa requerida por la mitad del canon locativo desde la fecha de intimación que hiciera por carta documento (diciembre 2009) a la fecha de la desocupación del mismo, con los más intereses correspondientes por estas sumas adeudadas por la accionada.

El otro agravio es respecto a la imposición de costas. Considera no existe motivo para alejarse del principio general de aplicación de costas al vencido. Dice, que ha prosperado la demanda oportunamente instaurada, solicitando así lo sea también en la recompensa pedida, ya que se ha visto obligado a promover la presente acción, por lo que solicita se impongan las costas de ambas instancias a la demandada vencida.

II) Antes de comenzar a analizar los agravios no está demás decir que el Sr. Juez de la instancia de origen aplicó la normativa del Código Civil y Comercial de la Nación, si bien, tal como lo menciona Kemelmajer de Carlucci en su obra “La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones Jurídicas existentes”, para la aplicación de la nueva normativa en el caso de la disolución y liquidación de la sociedad conyugal debe distinguirse según se trate de cuestiones agotadas al 1 de Agosto de 2015 o in fieri (ob. cit. págs. 139/140) es lo cierto que, en lo concerniente a los agravios aquí planteados uno y otro régimen no difieren en lo sustancial, por lo que estimo no he de modificar lo resuelto en cuanto a la legislación aplicable en la sentencia dictada en la instancia de origen haciendo la distinción antes mencionada.-

III)Dicho ello y a fin de abordar los agravios del apelante he de formular ciertas precisiones siguiendo lo dicho por esta Sala en causa n° 57.811 “C.S.B. c/ A.R.A s/ liquidación sociedad conyugal” del 13/08/2011: “En primer lugar -y siendo que el objeto de la presente reside en la liquidación de la sociedad conyugal oportunamente disuelta-, es dable señalar que, tal como lo tienen dicho la doctrina y la jurisprudencia, este proceso liquidatorio del régimen de comunidad nacido a partir de la celebración del matrimonio comprende todos aquellos actos posteriores a su disolución, como son la determinación de los bienes que componen el acervo ganancial –para lo cual se requerirá el inventario de los bienes y créditos que conforman el patrimonio de cada uno de los cónyuges al momento de la disolución y los que ingresen con posterioridad por causa o título anterior, su posterior calificación y la estimación del valor de aquéllos reputados comunes-; la determinación del carácter de las obligaciones asumidas por cada uno de los cónyuges –esto es, si las mismas constituyen deudas personales de cada uno de los esposos, o bien resultan deudas comunes o cargas de la sociedad conyugal y por tanto deben ser valuadas e imputadas a la masa de gananciales, pues la posterior partición a realizar en la etapa ejecutoria sólo ha de proceder sobre el activo líquido-; y la fijación de los créditos por recompensas de la masa de gananciales sobre las masas propias de cada uno de los cónyuges, o bien los de éstas en relación a la primera; para proceder finalmente –en la etapa de ejecución de sentencia- al reintegro de los bienes calificados como propios al cónyuge titular y a la división y adjudicación de los reputados gananciales (Zannoni, Eduardo A., “Tratado de Derecho de Familia”, Buenos Aires, 2002, Astrea, Tomo I, pág. 715 y ss; Bossert, Gustavo A. y Zannoni, Eduardo A., “Manual de Derecho de Familia”, Astrea, pág. 309 y ss; Roveda, Eduardo G., “Liquidación de la sociedad conyugal”, JA 2012-II-11; Cám. Nac. Civil, sala C, fallo del 22.05.1990, ED 140-406; Cám. Civ. y Com. 1ª San Isidro, sala I, en fallo del 19.11.2002, elDial AA13B2; esta Cámara, Sala II, causa nº 46565 “Devoto…”, del 27.03.2003, entre otras).-

Es así que, una vez cumplidas cada una de las etapas antes descriptas y producida la totalidad de la prueba proveída y no desistida por las partes –y no antes-, habrá de dictarse la sentencia en la cual –en un único acto- se establecerá el carácter de los bienes y la estimación de su valor, las deudas que constituyen cargas de la sociedad conyugal y el monto al que éstas ascienden a efectos de su posterior imputación al activo, y las recompensas que pudieren proceder fijando, asimismo, las pautas para su valuación. Si a partir de ello no hay acuerdo en cuanto a la forma de adjudicación del activo líquido partible, en el procedimiento de ejecución corresponderá la designación de un partidor a tal fin (conf. arts. 3468 y ss del Código Civil art. 500 y cctes Cód. Civ. y Com.; Roveda, Eduardo G., “Op. Cit.”, pág. 22; Azpiri, “Régimen de Bienes en el matrimonio”, pág. 244; Cám. Nac. Civil, Sala F, fallo del 02.09.2008, LL Online, AR/JUR/10540/2008; entre otros).-

En tal orden de ideas he de decir que en autos ha quedado firme por no haber sido oportunamente cuestionado y mas allá de lo acertado o desacertado de ciertos ítems decididos, que la sociedad conyugal se compone de un único bien ubicado en la calle Pasteur n° 332 de la ciudad de Tandil.-

Que las deudas que se denunciaron oportunamente en la causa y que tienen relación con el bien descripto –impuestos, tasas y contribuciones- corresponde ser soportadas por la demandada de autos en virtud de habérsele atribuido en forma exclusiva y excluyente el uso y goce del bien que fuera asiento del hogar conyugal a partir del año 2006.- Que la Sra. Sabino no tiene derecho a recompensa alguna por el valor llave de la peluquería que juntos explotaban con el Sr. Marban, en virtud de no haber reconvenido ni aportado prueba alguna al respecto.- Que el bien a liquidar se adjudica en el 50% a cada parte.-

Lo cuestionado resulta ser el reclamo del Sr. Marban respecto de la recompensa por el uso exclusivo y excluyente por parte de la Sra. Sabino del único bien que integra la sociedad conyugal.- Que reclama la suma de $ 15.750 (monto representativo de un canon locativo desde Enero 2010 fecha en la que notifica a la demandada por carta documento que no adjunta y hasta Noviembre de 2012) con más los montos que se sigan devengando.- Que la Sra. Sabino estima que dicha recompensa debe regir desde que el menor de sus hijos cumplió la mayoría de edad, esto es el 15 de Diciembre de 2010.- El Sr. Juez de la instancia de origen decide que la suma reclamada se compensa con la deuda que debe soportar la demandada en concepto de deudas por impuestos, tasas y contribuciones.- Precisamente el agravio se refiere a ello, es decir, que por un lado se ordenó que las deudas antes mencionadas serían soportadas por la demandada (reitero que ello no puede ser revisado en virtud de no haber sido cuestionado), y por otro se estima que el reclamo del actor se compensa con las mismas.- En consecuencia solicita se haga lugar a la compensación solicitada por la suma de $ 15.750, con más intereses con expresa reserva de ampliar por los períodos que se devenguen.-

Conforme lo expuesto entiendo que en la sentencia de grado se hizo lugar a lo solicitado por el actor, aunque compensa su reclamo con una deuda que en realidad no le corresponde al actor solventar en orden a lo resuelto en el apartado cuarto de fs. 202/202 vta..-

Que a fin de resolver la cuestión no está demás decir que, tal como lo refiere Azpiri en su obra “Régimen de bienes en el matrimonio” con motivo de la disolución del régimen de bienes y mientras perdure la indivisión post comunitaria, la situación de los cónyuges varía sustancialmente, siendo así que, a pesar de no haberse modificado la titularidad del dominio, no tendrán durante el estado de indivisión derecho al uso y goce exclusivo de ningún bien.

Como consecuencia, cuando uno de los esposos pretenda utilizar algún bien de tal manera que signifique en los hechos la exclusión del otro esposo, éste puede oponerse alegando razones fundadas. Pero además, y fundamentalmente, el otro cónyuge podrá exigir el pago de un canon que compense el uso exclusivo que el otro está haciendo sobre un bien del que no es ya único propietario.

Aquellos autores que sostienen que al estado de indivisión postcomunitaria se le aplican las reglas del condominio, fundamentan la exigencia de la compensación en los arts. 2680, 2691, 2699 y 2702 del Cód. Civil. Por el contrario, otros autores entienden que se aplican las normas referidas a la indivisión hereditaria, que a su vez derivan en la interpretación analógica de las normas del condominio, lo que permite este pago compensatorio del uso y goce de un bien que es parcialmente ajeno. El momento a partir del cual será procedente el pago de dicho canon será el del reclamo efectuado por el otro cónyuge, ya que durante todo el lapso que medie entre la disolución y la petición expresa, se presume el consentimiento para que el otro esposo utilice el bien en forma gratuita (conf. Azpiri ob.cit, Corbo Carlos Maria “Regimen Patrimonial del Matrimonio” pág. 293 y ssgtes.). Tal disquisición en cuanto al régimen aplicable en la indivisión post-comunitaria que se hacía con la aplicación del Código de Velez, hoy ha sido zanjada por los arts. 481 y ssgtes, del Cód. Civ. y Com., que regula una indivisión post comunitaria con naturaleza propia que rige para los supuestos de extinción de la comunidad en vida de ambos esposos (conf. Marisa Herrera en la obra “Código Civil y Comercial de la Nación- Comentado” Director Lorenzetti, T° III pág. 179), asimismo y como se señala seguidamente también se encuentra previsto el pago de una renta compensatoria por el uso exclusivo de la vivienda familiar o de otros bienes que compongan la comunidad de bienes.-

Por otra parte la compensación en el uso exclusivo de un bien ganancial es un crédito pecuniario ajeno al deber alimentario y que deriva de la frustración de obtener frutos civiles de un bien de carácter ganancial en la etapa de la indivisión postcomunitaria.

Es así que producida la disolución de la sociedad conyugal, el cónyuge que se encuentra privado del uso y goce del bien de carácter ganancial durante el período de la indivisión de la masa, tiene derecho a reclamar que se le compense por tal pérdida, derivando tal compensación de los principios generales que rigen la sociedad conyugal y su liquidación (conf. Sambrizzi “Régimen de bienes en el matrimonio” T° II, págs. 181 y ssgtes.).-

Ello se encuentra previsto en el art. 484 Cód. Civ. y Com. para los bienes gananciales en general y los arts. 443 y 444 Cód. Civ. y Com. para el supuesto de la vivienda familiar.-

Una cuestión frecuente en la práctica es que un bien ganancial se mantenga indiviso y sea utilizado en forma exclusiva por uno de los cónyuges, muchas veces porque ejerce la tenencia de los hijos menores y todos habitan en ese inmueble.

Cuando ese uso fue tomado en cuenta como un aporte de alimentos en especie y la fijación de la cuantía a pagar en efectivo por el otro esposo se ha hecho sin incluir dentro de ese concepto el rubro vivienda, no podrá éste luego reclamar la fijación de un canon, porque tal uso forma parte de la prestación de alimentos (conf. Azpiri, Corbo, Sambrizzi, ob.citadas, esta Sala causa n° 59.236, “Mendizabal…” del 16/06/2015).- Es dable decir que tal cuestión se rige por las normas del Código Civil toda vez que el reclamo del canon locativo y la mayoría de edad de Nicolás sucedieron durante la vigencia de tal régimen.-

En orden a lo expuesto, estimo que, corresponde hacer lugar a la compensación solicitada por el actor, dejando a salvo mi opinión en cuanto no se trata de las recompensas previstas en los arts. 488 del Cód. Civ. y Com. y art. 1316 bis del Código de Velez, sino del canon locativo o renta compensatoria previsto hoy en el art. 444 del Cód. Civ. y Com. y receptado por la Doctrina y Jurisprudencia durante la vigencia del anterior régimen toda vez que no contaba con una normativa propia.-

A mayor abundamiento me permito citar un fallo dictado recientemente y que tiene aristas semejantes a ésta causa: “el canon locativo reclamado se ha sostenido que si bien es verdad que el condómino que usa y goza de la cosa con exclusividad está obligado a resarcir a los restantes por esa utilización y la indemnización se debe a partir del reclamo de estos últimos, pues hasta ese entonces debe suponerse que su silencio o inactividad importa conformidad con la situación existente (ver Llambías - Alterini, Código Civil Anotado. Doctrina - Jurisprudencia, ed. Abeledo - Perrot, t. IV-A pág. 520 n° 4 y jurisprudencia citada en pág. 521 n° 10; CNCivil, esta Sala, c. 541.330 del 9-2-10, c. 21.325/2013/CA1 del 29-9-15, entre otras). Es así que cualquiera de los comuneros puede usar la cosa en tanto lo toleren los restantes, pero en caso de requerir éstos una compensación por ese uso, ella se devenga a partir de la comunicación de la voluntad en tal sentido (conf. CNCivil, Sala A, del 4-7-00, elDial AE160C; id., Sala B, 9-3-95, elDial AEF00; id., Sala G, c. 493.659 del 28-3-08; id., Sala J, c. 44.980/2009 del 21-6-12; id., Sala F, del 18-2-11, sum. n° 21.394 de la Base de datos de la Secretaria de Jurisprudencia de este Tribunal; id., id., del 29-5-08, La Ley Online AR/JUR/3939/2008). Debe destacarse que si bien en el Código Civil derogado no existía norma alguna que regulara este aspecto era doctrina y jurisprudencia imperante que la obligación de abonar un canon locativo por el uso exclusivo de los bienes debe considerarse desde el momento de la intimación a su pago (conf. Rivera, Julio César - Medina, Graciela, Código Civil y Comercial de la Nación comentado, ed. La Ley, 2014, t. II, comentario art. 484, pág. 219; Arianna, Carlos A. - Bertini, Adriana S., Disolución del régimen patrimonial del matrimonio. Indivisión postcomunitaria.Liquidación y recompensas en el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, La Ley Online AR/DOC/4291/2014, punto II.B; Medina, Graciela, Claves del derecho de familia en el Código Civil y Comercial, en Rev. de Derecho Privado y Comunitario, ed. Rubinzal Culzoni, número extraordinario 2015 "Claves del Código Civil y Comercial", pág. 362, punto k; Krasnow, Adriana N., Tratado de derecho de familia, ed. La Ley, 2015, t. II, punto 5, pág.854 y sus citas). A tal punto ello es así que el art. 484 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación dispone, en su último párrafo, que el uso y goce excluyente sobre toda la cosa en medida mayor o calidad distinta a la convenida, solo da derecho a indemnizar al copartícipe a partir de la oposición fehaciente, y en beneficio del oponente, cerrando actualmente cualquier debate que pudiera existir sobre la cuestión. En tal situación, aun cuando la mayoría de edad del hijo de ambas partes se produjo con anterioridad, carece de relevancia alguna tal argumentación si se advierte que su reclamo se efectivizó desde la fecha establecida en la sentencia de grado. Es por todo ello que las quejas vertidas deben desestimarse.” (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil Sala E “L. E. H. c/ D. M. L. s/ liquidación de sociedad conyugal” del 2 de Mayo de 2016, public.; Cita: MJ-JU-M-98959-AR | MJJ98959 | MJJ98959).-

Así las cosas y si bien en la sentencia cuestionada el Sr. Juez se refirió a dicha recompensa solo que compensándola con las deudas por impuestos y tasas adeudados los que antes resolvió que quedaban a cargo de la demandada, no procedió a determinar el monto ni desde cuándo se debía tal compensación de modo tal que he de referirme a ello en esta instancia.-

Que como vimos conforme la doctrina y normativa actual citada, el cónyuge que no usufructúa un bien ganancial puede solicitar una compensación económica por el uso exclusivo que haga del mismo el otro cónyuge.- Que tal compensación comienza a regir desde que se solicita fehacientemente.- En autos el actor manifiesta haberlo solicitado mediante carta documento, más la misma no ha sido adjuntada a estos autos y tampoco ha producido prueba al respecto sin perjuicio de no haberlo cuestionado específicamente la demandada.- A su turno la demandada reconoce que puede corresponderle una compensación, más estima que la misma atañe desde que el menor de sus hijos llegó a la mayoría de edad, esto es 15 de Diciembre de 2010.-

Entiendo que la Sra. Sabino se refiere al uso exclusivo de la vivienda durante la minoría de edad de sus hijos como parte de la cuota alimentaria debida por el actor.- Que al respecto el actor solo manifiesta que Nicolas no vive con su madre desde hace dos años, más no se opone ni controvierte que la vivienda resultara un aporte de la cuota alimentaria conforme sus deberes parentales (fs. 59).-

Luego, precisamente los dos años señalados por el actor coinciden aproximadamente con la mayoría de edad de Nicolas (ver presentación de fs.59/60vta. que data del 13 de Mayo de 2013 y la mayoría de edad que data del 15 de Diciembre de 2010, conf. certificado de nacimiento adjuntado a fs.11 de los autos de Divorcio agregados por cuerda).- En consecuencia, atento las posturas de las partes y con fundamento en la doctrina antes reseñada, estimo que la suma reclamada por el Sr. Marban en concepto de compensación por el uso exclusivo del único bien ganancial por la Sra. Sabino debe liquidarse desde el mes de Enero de 2011 hasta Noviembre de 2012 inclusive. En consecuencia a la suma de $ 15.750 corresponde restarle los períodos que no prosperaron, de modo tal que el monto reclamado prospera por la suma de $ 10.350 sin perjuicio de la reserva que oportunamente realizara el actor por los siguientes períodos.-

En cuanto a los intereses respecto del canon locativo fijado, cabe poner de resalto que de acuerdo con la limitación impuesta por el art. 277 del Código Procesal y en virtud del principio de congruencia, el Tribunal no puede fallar sobre capítulos no propuestos a la decisión del juez de primera instancia. Queda así vedado a la Cámara tratar argumentos no introducidos en los escritos de demanda, contestación y reconvención, en su caso (conf. FenochiettoArazi, "Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado y Concordado" t° 1, comen. art. 277, nº 2, pág. 851/2 y citas insertas en la nota nº 4; esta Sala causa n° 54775 “HSBC…” del 03/02/2011) De allí que, si se pondera que la cuestión ahora introducida en los agravios no fue sometida a la decisión del Sr. juez de grado, forzoso es concluir que corresponde desestimar el planteo efectuado.

Que tal como ha quedado plasmado el canon locativo reclamado no resulta una recompensa atento lo normado en el art. 1316 Bis C.C. y art. 488 Cód. Civ. y Com., en consecuencia la suma antes mencionada deberá ser abonada por la demandada en el término de 10 días de quedar firme la presente (art. 163 inc. 7 CPCC).

III)El siguiente agravio se refiere a la imposición de costas.- Pretende el actor sean impuestas en su totalidad a la actora.- Es lo cierto que, en los casos de liquidación de la sociedad conyugal, toda vez que beneficia a ambas partes el principio es de la imposición por su orden (conf. CC0201 LP 91219 RSI-130-99 I 01/06/1999 Carátula: M. ,S. E. s/Proceso de beneficio de litigar sin gastos y división de bienes de la sociedad conyugal; CC0002 MO 33017 RSD-45-95 S 09/03/1995 Carátula: R.E. c/M.A.B. s/LIQUIDACION SOCIEDAD CONYUGAL).- Ahora bien, corresponde analizar la situación fáctica de cada proceso, así en autos la demandada no se opuso a la liquidación del único bien que integra la sociedad conyugal y no ha sido probado que se opusiera a una partición privada o que obstruyera la liquidación perseguida (ello ha sido la cuestión esencial de la litis).- Es lo cierto por otra parte que sí resultó la demandada perdidosa en la cuestión relativa al pedido de recompensa solicitado por el actor como así también en las compensaciones solicitadas por la misma.- En consecuencia estimo que, corresponde en este caso imponer las costas de la instancia de origen en un 60% a cargo de la demandada y 40% a cargo del actor (arts. 68 y 71 cpcc).-

En lo que respecta a las costas de Alzada, sabido es que rigen parámetros distintos a los antes expuestos, ya que ha de estarse al resultado del recurso (S.C.B.A., C. 89.530, “Díaz…”, del 25.02.09., entre muchas otras; esta Sala, causa n° 53.223, “Orella…”, del 21.10.09., entre muchas otras), y habiendo prosperado en lo sustancial el recurso planteado por el actor, estimo han de imponerse las costas de ésta instancia a la demandada vencida (art. 68 cpcc).-

Así lo voto.-

El Señor Juez Doctor LOUGE EMILIOZZI adhirió por los mismos fundamentos al voto precedente.-

A LA TERCERACUESTION: la Señora Juez Doctora COMPARATO, dijo:

Atento lo acordado al tratar las cuestiones anteriores, propongo al acuerdo: 1) Decretar la deserción del recurso interpuesto a fs. 212; 2) Hacer lugar parcialmente al recurso de apelación interpuesto por el Sr. Marban, modificando la sentencia de fs. 199/204 en consecuencia, hacer lugar a la compensación solicitada por la suma de $ 10.350 que deberá ser abonada por la Sra. Mónica Sabino en el término de 10 días de quedar firme la presente (art. 163 inc. 7 CPCC), 3) Modificar las costas impuestas en la instancia de origen fijándolas 60% a cargo de la demandada y 40% a cargo del actor; 4) Imponer las costas de Alzada a la demandada perdidosa (art. 68 cpcc

Así lo voto.- 

El Señor Juez Doctor LOUGE EMILIOZZI adhirió al voto precedente.-

Con lo que terminó el acuerdo dictándose la siguiente

S E N T E N C I A -

POR LO EXPUESTO, demás fundamentos del acuerdo y lo prescripto por los arts. 266 y 267 del CPCC, se RESUELVE: 1) Decretar la deserción del recurso interpuesto a fs. 212; 2) Hacer lugar parcialmente al recurso de apelación interpuesto por el Sr. Marban, modificando la sentencia de fs. 199/204 en consecuencia, hacer lugar a la compensación solicitada por la suma de $ 10.350 que deberá ser abonada por la Sra. Mónica Sabino en el término de 10 días de quedar firme la presente (art. 163 inc. 7 CPCC), 3) Modificar las costas impuestas en la instancia de origen fijándolas 60% a cargo de la demandada y 40% a cargo del actor; 4) Imponer las costas de Alzada a la demandada perdidosa (art. 68 cpcc).- Diferir la regulación de honorarios para su oportunidad (art. 31 Ley 8904).- Regístrese y Notifíquese.-



Esteban Louge Emiliozzi

Juez

-Sala 1-

-Cám.Civ.Azul-

Lucrecia Inés Comparato

Juez

-Sala 1-

-Cám.Civ.Azul-

Ante mi

Yamila Carrasco

Secretaria

-Sala 1-

-Cam.Civ.Azul-



Corte Suprema de Justicia de la Nación / López, Ricardo y Otros c/Gemabiotech SA s/Organismos Externos (05/09/2017)

Entradas populares de este blog

Abogados de Familia en Mar del Plata - Jurisprudencia - Luego de 22 años de matrimonio, se reconoce a favor de una ex cónyuge que se dedicó al cuidado de los hijos y del hogar, una compensación económica a cargo del ex esposo por la suma de $191.376

Juicio de Alimentos contra los abuelos

Honorarios de abogado en casos de derecho de familia

Google+ Badge

Bolívar 3053, 7° "D", Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina Atención personal con cita previa Te: (0223) 491-5159 Cel: 156-157942 Skype: estudiopanizo E-mail: consultas@estudiopanizo.com